No fue posible en el último partido regular en casa

En una fresca mañana de domingo, se jugó el último partido de la liga regular frente a un complicado Uribealdea que vino a por todas y todas se llevó.

En un principio el partido parecía igualado en el que ambos equipos defendían y atacaban manteniendo las espadas en lo alto hasta que el equipo vasco logró su primer ensayo. A partir de ahí fue ir a remolque con un Campus desdibujado y que no era el equipo al que estábamos acostumbrados a ver en casa y fuera. Se cometieron muchos fallos en un partido en el que los vascos salieron mucho más motivados y con una actitud más luchadora que les permitió llevarse la victoria.

Una pena pues la cuarta plaza estaba en juego y que, merecidamente, la ha mantenido Uribealdea. Este próximo fin de semana se juega en en tierras asturianas frente a Oviedo RC y va a ser un partido duro dado que ellos se juegan mucho en la última jornada. Esperamos corregir errores y debemos estar concienciados de que va a ser un partido complicado. Trabajaremos duro durante la semana para poder mostrar el equipo que realmente somos en la última jornada de liga. Esperamos poder recuperar la confianza y jugar al rugby como sabemos. ¡VAMOS CAMPUS OURENSE! ¡VAMOS EQUIPO!