HASTA SIEMPRE, AMIGO

El pasado viernes, tras una dura enfermedad, nos dejaba uno de nuestros seareiros de pro, amigo y antiguo jugador, Roberto Rosende. Fue uno de esos seguidores amantes del rugby y de sus amigos que siempre estaba presente y apoyando desde la grada. Nos acompañó al último partido de la temporada DHB en Oviedo y fue partícipe de aquella victoria. Fiel a su amor a este deporte y a sus amigos, estuvo hasta el final. Sigues y seguirás entre nosotros.