Stage de pretemporada 2018: fin de semana intenso. Convivencia y preparación física.

Por segundo año consecutivo y durante el pasado fin de semana, el Campus Universitario Ourense senior estuvo realizando un stage de convivencia y preparación física en las instalaciones de JCR, quien gentilmente las cedió y a quien se lo agradecemos enormemente. En esta ocasión, se invitó a los entrenadores del club para que vivieran in situ las actividades que se realizaron además de tomar nota en las sesiones físicas y técnicas para poder utilizar con sus propios equipos durante la temporada que está a punto de comenzar. En este caso estuvimos acompañados por Américo y Ana quienes nos acompañaron y compartieron durante todo el fin de semana. La parte de ejercitación física se llevó a cabo en las instalaciones deportivas de Monterrei.

El stage empezó el viernes 24 con entrenamiento en las instalaciones del campus universitario y, una vez terminado, los jugadores, cuerpo técnico y Bea nuestra médico, se dirigieron al alojamiento. Una vez asentados, todos los asistentes fueron a cenar. Hablando de comida, agradecemos a Magui por los ricos desayunos, comidas y cenas que preparó para todos los participantes siendo él también un miembro más del equipo, directivo, jugador y cocinero. Igualmente extendemos las gracias a sus “pinches” ayudantes, Lucho y Xavi.

Tras la cena y la recogida y limpieza de platos por parte de todos, el personal se retiró a descansar dado que se tocaba diana muy pronto por la mañana. Con el desayuno en marcha, la gente iba llegando y tomando lo que estaba preparado para, una vez terminado, dirigirse a la primera actividad del sábado 25.

Dicho y hecho, la primera parte del día sería en un gimnasio, la Caja Gym / Rocklife Crossfit – a quien aprovechamos para agradecerles que cedieran sus estupendas instalaciones – para que todos se ejercitaran en una sesión muy completa de crossfit dirigida por Pam. Explicación, calentamiento y muchas actividades entretenidas e intensas que ayudaron a que los cuerpos se fueran entonando para el resto del día.

De aquí, directamente a las instalaciones deportivas de Monterrei, en donde habría entrenamiento en sesiones de mañana y tarde. Diferentes ejercicios, drills, actividades de equipo con el balón de rugby como protagonista. Hacía mucho calor y la protección solar y una buena hidratación fueron clave para poder aguantar una mañana soleada.

Tras la sesión físico-técnica de la mañana, volvieron a casa para disfrutar de una agradable y refrescante sesión de piscina antes de comer.

Una vez terminado de comer y tras una siesta, vendría la jornada de entrenamiento vespertina, de nuevo en Monterrei. Era una tarde calurosa y sirvió para poner a punto la preparación del partido/entrenamiento que tendría lugar el domingo contra el equipo coruñés del CRAT.

Tras una ducha y breve descanso, habría una reunión de equipo para fijar objetivos y hablar de diferentes puntos sobre la temporada que está a punto de comenzar y en la que intervinieron los entrenadores, David y Argiz, el preparador físico Jaime y el capitán Rucho. Todos los jugadores asistentes, incluyendo los recién incorporados, Moti, Miguel y Rubén Sueiro, escucharían atentamente lo que estaba previsto para el presente curso 2018-19. Tras ruegos y preguntas, el personal dispondría de un rato de piscina, descanso o del partido de los All Black contra Australia aunque fuera en diferido.

Magui toca la campana porque la cena está ya preparada y todos degustarían unas sabrosas viandas antes de acostarse tras un duro e intenso sábado.

Al igual que el sábado, el domingo 26, tocaron diana pronto para desayunar y, después, reunión pre-partido para comentar varias cosas.

Llegó el momento deseado: vestirse de corto y jugar un partido/entrenamiento amistoso contra el CRAT en las instalaciones de Monterrei, una vez más. Fue una mañana soleada y muy calurosa en la que veteranos, no tan veteranos y nuevos se calzaron sus botas y se dispusieron a jugar un partido que, si bien era entrenamiento y amistoso, se tomó igual de serio que uno oficial. Todos jugaron y dispusieron de sus minutos. Unos probaron el cambio de categoría – claramente diferente – y todos empujaron, corrieron y placaron hasta que el árbitro tocó el pitido final. El resultado fue de 3 ensayos a 4 y fue un partido típico de pretemporada con fallos, nervios y otras cosas que se van a ir subsanando y puliendo cara al inicio de temporada el 16 de Septiembre contra Kaleido Vigo.

Tras unos estiramientos y una merecida ducha, el tercer tiempo se celebró en la casa de Juanki con un churrasco compartido con el equipo visitante y una jornada de piscina y camaradería y, como se dice, de “buen rollo” entre ambos equipos.

Fue un buen fin de semana de convivencia, de trabajo físico y de vida de EQUIPO y de CLUB. Hay que seguir trabajando día a día para seguir creciendo. Agradecemos, una vez más, a todos los que han hecho posible que esto se llevara a cabo: Juanki por su hospitalidad e instalaciones, Magui por su tiempo dedicado a dar de comer genial, a los “pinches ayudantes”, a los entrenadores que participaron de esta experiencia, a los jugadores presentes y los que no pudieron venir, equipo técnico, preparador físico, médico y directiva, a Caja Gym / Rocklife Crossfit por permitirnos ejercitar en sus instalaciones, a la diputación de Ourense por poder usar las instalaciones deportivas de Monterrei, al CRAT, a los aficionados y a todos aquellos que apoyan desde donde estén y que hacen grande este club y este deporte.

A la espera de las nuevas incorporaciones, seguiremos entrenando y preparando una temporada que va a ser larga y dura pero que afrontamos con mucha ilusión y con ganas de hacerlo lo mejor posible. ¡Vamos Campus Universitario Ourense Rugby!